Platos de ducha esquineros: la mejor opción para ahorrar espacio en tu baño

Platos de ducha esquineros son una de las mejores opciones para ahorrar espacio en tu baño. Estos platos se colocan en la esquina de la habitación, lo que permite que el resto del baño quede libre.

¡Los receptáculos de ducha más increíbles para cada presupuesto!

Los platos de ducha esquineros son una de las mejores opciones para ahorrar espacio en tu baño. Sin embargo, encontrar el receptáculo de ducha perfecto para tu baño puede ser un reto, sobre todo si tienes un presupuesto limitado.

Afortunadamente, hay una gran variedad de platos de ducha esquineros en el mercado para todos los presupuestos. Aquí hay algunos de los receptáculos de ducha esquineros más increíbles para cada presupuesto:

Plato de ducha esquina Muro de acrílico:

Si buscas una opción de bajo costo, el Plato de ducha esquina Muro de acrílico es una excelente opción. Este receptáculo de ducha es de alta calidad y viene en una gran variedad de tamaños y colores para que puedas encontrar el perfecto para tu baño.

Plato de ducha esquina de vidrio templado:

Para una opción de calidad media, el Plato de ducha esquina de vidrio templado es una gran opción. Este receptáculo de ducha está hecho de vidrio templado de alta calidad y viene en una amplia variedad de tamaños y colores.

Plato de ducha esquina de granito:

Si buscas una opción de lujo, el Plato de ducha esquina de granito es la mejor opción. Este receptáculo de

Los mejores trucos para optimizar el espacio en un baño pequeño

Los mejores trucos para optimizar el espacio en un baño pequeño:

1. Utiliza platos de ducha esquineros. Los platos de ducha esquineros son una excelente opción para ahorrar espacio en tu baño, ya que se aprovechan mejor los espacios angulares.

2. Coloca el inodoro en un rincón. Si el baño es muy pequeño, puedes aprovechar mejor el espacio colocando el inodoro en un rincón. De esta forma, ganas espacio para otras cosas.

3. Usa muebles pequeños. Los muebles pequeños son perfectos para baños pequeños, ya que no ocupan mucho espacio. Puedes optar por un lavabo pequeño o una cabina de ducha compacta.

4. Utiliza espejos. Los espejos son un elemento clave para optimizar el espacio en un baño pequeño. Aumentan la sensación de amplitud y luminosidad, por lo que son perfectos para este tipo de baños.

5. Coloca la ropa de baño en un armario. Una forma de ahorrar espacio en el baño es colocar la ropa de baño en un armario. De esta forma, evitas que la ropa se quede tirada por el baño.

6. Ordena tus cosméticos. Si tienes muchos cosméticos, puedes optar por comprar un organizador de cosméticos para que no ocupen tanto espacio. De esta forma, podrás aprovechar mejor el espacio en tu baño.

7. Utiliza las paredes.

Las paredes son un gran espacio para col

¿Cuánto espacio hay que dejar para entrar a la ducha?

La ducha es uno de los elementos indispensables en cualquier baño. No solo es un lugar donde relajarse y limpiarse, sino que también es un elemento de diseño que puede aportar mucha personalidad a tu espacio.

Si tu baño es pequeño, una buena opción para ahorrar espacio es optar por un plato de ducha esquinero. Estos platos se adaptan perfectamente a la forma de la habitación y dejan un espacio libre en el centro, que puedes aprovechar para colocar un mueble o una planta.

Otra de las ventajas de los platos de ducha esquineros es que suelen contar con un sistema de drenaje muy eficiente, por lo que no tendrás que preocuparte por el agua que se acumule en el suelo.

Para elegir el plato de ducha esquinero perfecto para tu baño, debes tener en cuenta el tamaño del espacio disponible. Si tu baño es muy pequeño, opta por un plato de ducha de una sola pieza. Si dispones de un poco más de espacio, puedes elegir un modelo de dos piezas, que te permitirá ahorrar aún más espacio.

Una vez que hayas elegido el modelo de plato de ducha esquinero que mejor se adapte a tu baño, solo tienes que seguir estos pasos para instalarlo:

1. Retira el plato de ducha actual: para ello, suele ser necesario quitar los azulejos que lo rodean. Si no estás seguro de cómo hacerlo, puedes consultar el manual de usuario de tu ducha o llamar a un fontanero.

2. Limpia la superficie donde irá el nuevo plato de ducha: ase

¿Cómo separar el baño de la ducha?

Si estás pensando en renovar tu baño y no sabes cómo aprovechar mejor el espacio, una buena opción es instalar un plato de ducha esquinero. Estos platos son perfectos para ahorrar espacio, ya que se adaptan a la esquina de la habitación.

Paso 1: Lo primero que necesitas hacer es medir el espacio disponible en tu baño. Toma las medidas de la habitación y asegúrate de que haya suficiente espacio para instalar un plato de ducha esquinero.

Paso 2: Una vez que hayas medido el espacio disponible, es hora de ir de compras. Puedes encontrar platos de ducha esquineros en la mayoría de las tiendas de materiales de construcción y baños. Asegúrate de comparar precios y materiales antes de tomar tu decisión.

Paso 3: Instalar un plato de ducha esquinero es relativamente fácil. Lo primero que necesitas hacer es quitar el plato de ducha actual. A continuación, coloca el nuevo plato de ducha en su lugar y fija los pernos. Antes de conectar el agua, asegúrate de que el sello está en su lugar y que no hay fugas.

Paso 4: Ahora que el plato de ducha está instalado, es hora de conectar el agua. Conecta las líneas de agua a los grifos y asegúrate de que no haya fugas. Si todo está en su lugar, puedes encender el agua y disfrutar de tu nuevo baño.

¡Tranquila! Puedes tener una ducha en un baño pequeño

¡Tranquila! Puedes tener una ducha en un baño pequeño
Platos de ducha esquineros: la mejor opción para ahorrar espacio en tu baño


  • Ducha de 70×70 cm blanco Jacob Delafon

  • Ducha de 70×70 cm blanco Jacob Delafon

  • Ducha de 70×70 cm blanco Jacob Delafon

  • Ducha de 70×70 cm blanco Jacob Delafon
  • Platos de ducha esquineros son una gran opción para ahorrar espacio en su baño. No sólo ocupan menos espacio que otros tipos de platos de ducha, sino que también son más fáciles de limpiar. Además, pueden ser muy estéticos, dando un toque de elegancia a su baño.